VIAJAUNHUEVO.COM

CASTRO DE EL FREILLO (ÁVILA)

¡El Freillo, un castro vetón con vistas a la Sierra de Gredos!

Hola amigos, esta semana os traigo una visita «histórica». He estado rodando por el Castro Vetón de «El Freillo». Este Castro abulense, situado a 4 kilómetros aproximadamente de Candeleda junto al Valle del Tiétar, tiene una extensión de 20 hectáreas aproximadamente y pertenece a la edad del Hierro de Ávila. Debido a su ubicación junto al Pico Almanzor quedaba protegido de los vientos fríos del norte, contando así con una agradable temperatura durante todo el año.

Datos MIDE de la ruta senderismo de Castro de el Freillo
DATOS MIDE

Para llegar hasta el castro habrá que ir por la C-501 entre Candeleda y Madrigal de la Vera. Este yacimiento vetón pertenece al municipio de El Raso, pueblo que podéis encontrar como os comentaba a 4 kilómetros de Candeleda. Una vez lleguéis a El Raso, encontraréis las señalizaciones para acceder al castro.

Muralla del Castro de el Freillo
Castro El Freíllo

Se cree que su población era de unos 2500 habitantes y unas 600 casas. Los vetones eran quienes habitaban la península ibérica cuando llegaron a ella los romanos. El territorio que ocupaban es lo que hoy día forman las provincias de Ávila y Salamanca, la mitad oriental de la provincia de Cáceres, parte de Toledo, Badajoz y Portugal. Los asentamientos se encontraban en lugares elevados con el fin de tener el mayor campo visual. Hacia la mitad del siglo II a.c. los vetones cayeron bajo el dominio romano y a mediados del siglo siguiente, en la época de Julio César, estos abandonaron el poblado por orden de los romanos. A partir de esta partida se les perdió el rastro.

De esas épocas se han encontrado joyas y dinero escondidos bajo las viviendas junto con objetos utilizados en su vida cotidiana como puñales, lanzas, piedras de moler, azadas, piedras de afilar, etc. Estos elementos de su «día a día» junto a una serie de urnas funerarias de la necrópolis de El Arenal se encuentran expuestos en el Museo Histórico Municipal.

Ruinas de las viviendas del Castro Freillo
Viviendas del castro El Freíllo

Una de las preocupaciones del pueblo vetón era la construcción de fortificaciones. Levantaron una muralla de casi 2 kilómetros reforzada con torres estratégicamente colocadas y con varias puertas, de las que actualmente se han encontrado 5, todas ellas construidas con algún fin defensivo. Por delante además cavaron un ancho foso y, en el punto más alto, levantaron un bastión conocido como «el castillo». Algo más arriba, en la vertiente opuesta del valle levantaron otro de menor tamaño destinado a un cuerpo de guardia y conocido como «el castillejo».

Muralla del Castro Freillo
Restos castro El Freíllo
Ruinas de las viviendas del Castro Freillo
Restos del castro El Freíllo

La construcción de las calles y casas era de forma regular, unas al lado de otras, fachadas opuestas y con corrales adosados a las viviendas que utilizaban para los animales domésticos. Esto nos hace saber que, además de a la agricultura sobre todo de secano, se dedicaban a la ganadería. También se dedicaron a la metalurgia para la demanda básica de la población, fabricando útiles y herramientas para las labores agrícolas. Durante esta época fue el apogeo del hierro. El oro y la plata la utilizaban para elaborar sus joyas y el bronce para objetos de adorno personal.

ruinas y restauraciones de las viviendas de los Vetones
Viviendas El Freíllo

Las casas, agrupadas en manzanas, eran de planta rectangular o trapezoidal y de una sola altura. Delante de la fachada había un porche abierto y techado. Muchas tenían un banco al lado de la puerta donde supuestamente transcurrirían las actividades domésticas. La primera habitación era el vestíbulo donde se guardaban las herramientas, la leña y, en ocasiones, un telar para tejer. Desde el vestíbulo se accedía a la cocina que era la estancia principal. A los lados de éstas había despensas para el almacenamiento de provisiones. En la cocina era donde se desarrollaba «el día a día» e incluso era la estancia utilizada como dormitorio comunitario. En el centro se encendía el fuego que servía tanto para cocinar como para calentar la estancia.

Reconstrucción de una vivienda en el castro Vetón El Freíllo
Reconstrucción vivienda en el castro vetón El Freíllo
Reconstrucción vivienda castro El Freíllo
Reconstrucción vivienda castro El Freíllo

Para visitar el castro el Freillo, podéis aparcar el vehículo en la zona habilitada que hay a la llegada al mismo. Desde ahí podréis visitar libremente los restos conservados de este castro; pero, tened en cuenta que si, además de esto, queréis visitar el interior de las casas reconstruidas tendréis que hacer una reserva con el guía llamando al: 920 38 07 95 ó 920 38 97 49 y consultando las fechas disponibles.

Vistas de la Sierra de Gredos desde el Castro Freillo
Vistas castro El Freíllo
Vistas Sierra de Gredos desde el Castro Freillo
Vistas Sierra de Gredos

Espero que disfrutéis de el Freillo y de este viaje al pasado tanto como yo.

¡Hasta la próxima semana!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS EN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *