VIAJAUNHUEVO.COM

CAMINO DEL AGUA (SALAMANCA)

¡Camino del agua: Más Arte en la Naturaleza!

Datos MIDE Camino del Agua
Datos MIDE Camino del Agua

Situados en el Parque Natural de las Batuecas (Salamanca), podremos encontrar los llamados Caminos de Arte en la Naturaleza. Hoy os hablo del Camino del agua pero también existen: Camino e los prodigios, Camino asentadero-bosque de los espejos y el camino de las raíces.

Camino del Agua
Camino del Agua

Este camino es sencillo, circular y con un recorrido de unos 6 kilómetros aproximadamente. El principio y fin de esta ruta será la bella localidad de Mogarraz (Salamanca).

Si vais en coche lo más cómodo es estacionar en el parking ubicado aproximadamente en la mitad de la carretera principal que atraviesa el pueblo. Recomendaros que madruguéis ya que cuenta solo con unas 20 plazas.

Indicaciones desde el parking Mogarraz
Indicaciones desde el parking

Una vez salgáis del aparcamiento, debéis ir hacia la derecha, en dirección a La Alberca. Después de unos metros encontraréis un cartel en el arcén izquierdo que señaliza el principio de la ruta. Desde este momento comenzaréis a disfrutar del esplendor de la sierra salmantina.

Entrada al Camino del Agua
Entrada al Camino del Agua

La ruta comienza por un camino de arena junto a unas huertas privadas. No temáis perderos, el camino está muy bien señalizado y es prácticamente imposible salirte de él por equivocación.

Tras recorrer unos metros os encontraréis con el arroyo Bocino, que podréis cruzar sin problema debido a unas piedras que hacen más fácil «pasar al otro lado». Este punto es una parada casi obligada, pues es sencillo quedarse ensimismado contemplando su cascada. Más adelante podréis disfrutar del arroyo en el que desemboca el Bocino.

Arroyo Bocino
Arroyo Bocino

Solo unos metros más adelante encontraréis las primeras obras de arte de esta ruta. El autor es Miguel Poza y la obra se llama «K´oa». Se trata de unas jaulas y, como veis, no pude aguantar sin fotografiarme en ellas.

K´oa Camino del agua
K´oa

Tras caminar un poco más, llegaréis a un puente bajo el que cruza el arroyo Milano de las Tisneras. Es un placer para todos los sentidos disfrutar unos instantes de este afluente del río Francia. Junto a él se encuentra la escultura de Virginia Calvo, bautizada con el nombre de «Serena». Os dejo una imagen del arroyo y la escultura.

Arroyo de los Milanos de las Tisneras
Arroyo de los Milanos de las Tisneras
Serena Camino del agua
Serena

Tras unos cuantos metros, habrá que desviarse del camino de arena para pasar a uno de asfalto. Deberéis caminar por la carretera que une Mogarraz y Monforte (CV-196) y, de nuevo, podréis encontrar otra obra de arte. A simple vista pensaréis que es una aguja de coser por su similitud. Esta escultura de Alfredo Sánchez se encuentra en un mirador desde el que disfrutaréis de unas espectaculares vistas de la sierra y la localidad de Mogarraz.

S/T Camino del agua
S/T

La carretera os llevará hasta Monforte de la Sierra. Dejando el pueblo a la derecha llegaréis hasta una nueva indicación para poder continuar esta maravillosa ruta.

Monforte de la Sierra, Camino del agua
Monforte de la Sierra
Indicaciones desde Monforte
Indicaciones desde Monforte

Desde Monforte empezaréis un descenso que no tiene pérdida ya que la mayor parte de él será por un camino asfaltado que llega casi hasta el primer puente que cruza el arroyo Arroyomilano, donde podéis contemplar en épocas de lluvias todo su esplendor.

Arroyo Arroyomilano
Arroyo Arroyomilano

Junto a este arroyo encontraréis una de las «7 sillas para escuchar» del artista Manuel Pérez de Arrilucea. Continuando el camino deberéis estar muy atentos a las indicaciones ya que llegaréis a un punto donde aparecerá una señal que dividirá la ruta en dos.

Indicaciones en el Camino del Agua
Indicaciones en el Camino del Agua

Uno de los caminos os guiará hacia Cepeda, el otro es por el que continúa el Camino del Agua. Si giráis por la izquierda para continuar con la ruta, descenderéis por un sendero estrecho que se va adentrando en el bosque y os llevará al punto más bajo en altitud de toda la ruta. Esta parte del camino empeora, pues de repente se convierte en un sendero de piedras como podéis ver en la foto que os dejo aquí.

Sendero de piedras en el Camino del Agua
Sendero de piedras en el Camino del Agua

El último puente que cruzaréis será el del arroyo de los Milanos de las Tisneras en el que se encuentran otras 5 sillas con distintas alturas.

7 sillas para escuchar
7 sillas para escuchar
Puente del arroyo de los Milanos de las Tisneras
Puente del arroyo de los Milanos de las Tisneras

Si hacéis este camino en época de lluvias, podréis ver que el color verde del musgo le dan una apariencia preciosa a este puente. Una vez lo crucéis, coged aire ya que ahora llega la parte «más dura» de la ruta , la subida hasta el lugar de inicio y destino, Mogarraz, ya que nos encontramos en la parte mas baja de la ruta.

Al final del camino y antes de entrar en Mogarraz, encontraréis la última escultura del autor Florencio Maíllo y unas espectaculares vistas a la sierra.

Cruz de Mingo Molino, de Florencio Maíllo
Cruz de Mingo Molino, de Florencio Maíllo
Vistas a la sierra
Vistas a la sierra

Una vez hayáis disfrutado de estas maravillosas vistas, podéis continuar el camino hasta Mogarraz.

Fachada de la Iglesia en Mogarraz
Fachada de la Iglesia en Mogarraz

Para terminar este post, me gustaría dejaros un par de pinceladas sobre Mogarraz para que sepáis lo que vais a encontrar. Se trata de un Conjunto Histórico y Artístico, situado en el Parque Natural de Las Batuecas y en la Sierra de Francia; Reserva de la Biosfera. Como tantos otros pueblos de la Sierra de Francia, Mogarraz es un pueblo medieval construido y repoblado en el siglo XI por franceses, gascones y roselloneses y cuenta con el atractivo de que ha conservado perfectamente, además de su arquitectura civil de tramonera y piedra, sus tradiciones folclóricas, culturales y religiosas en los dinteles esculpidos de sus puertas. Pero lo más original y el detalle que más os llamará la atención son sus retratos colgados en las fachadas. Estos cuadros fueron realizados por un pintor local en el año 1967. Parece ser que la idea surgió al necesitar un retrato para solicitar un DNI y como quedaron tan bien los dejaron colgados de las fachadas. A día de hoy aun pueden verse todas esas imágenes en el exterior de los edificios. Tened en cuenta que los retratos son de hace muchos años, por lo que la mayoría de los  retratados o no viven ya en el pueblo o desgraciadamente han fallecido.

Espero que hayáis disfrutado tanto como yo de este camino y que dejéis vuestros comentarios. Si aún no conocéis Mogarraz y su Camino del Agua, ¿a qué estáis esperando para hacerlo?

¡Hasta la próxima ruta amigos!

COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS EN:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *